Hasta siempre, Japón. Vuelvo a España.